De la web 1.0 a la web 3.0

En este complejo mundo de Internet, nos hemos visto obligados a aprender un nuevo lenguaje y unos conocimientos digitales que no existían antes. La evolución ha sido y está siendo tan rápida, que actualmente no tenemos tiempo para conocer todo de todo.

La verdad, no queda tan lejos recordar cuando en el colegio nos mandaban traer información de algún escritor importante y lo que hacíamos al llegar a casa era introducir el disco de la Encarta en la torre de nuestro ordenador ancho y gordo de mesa, aquella enciclopedia digital, hasta entonces lo más revolucionario, se trataba de comunicación 1.0. Ahora, y desde hace ya tiempo, no hace falta depender de ningún disco sino de las redes wifi.

Hemos llegado a un punto en que no es concebible y, para algunos, inadmisible que no exista internet en algunos establecimientos y alojamientos. ¿Tan dependientes nos hemos vuelto? Sí, lamentablemente sí. ¿Dónde quedaron aquellos días en qué salíamos de casa a las 9 de la mañana y no volvíamos hasta la hora de cenar y nadie sabía nada de ti y no pasaba nada? Y el: “quedamos mañana a las 17h en la puerta de Zara” y ese día a esa hora se acudía.

No lo reconocemos o no lo queremos entender pero estamos totalmente controlados por nuestro amigo, pareja o familia, saben qué hacemos, con quién y dónde y si no lo saben a priori, pueden saberlo en segundos. Por el contrario, también podemos decir que con nuestros móviles somos periodistas, fotógrafos, detectives, informáticos, etc. No es malo su uso, pero sí, si éste es abusivo.

El mundo tecnológico avanza a pasos gigantescos y ya no sabemos qué será lo próximo, lo que sí estamos comenzando a saber es que estamos inmersos en la comunicación 2.0, pero que ya vamos directos y sin frenos hacia la era de la comunicación 3.0, aquella en la que maquinas se comunicarán con máquinas. ¿Cómo? Pues, por ejemplo, si en el perfil de tus redes sociales, tu especificas qué te gusta el director Álex de la Iglesia, tu dispositivo móvil puede enviarte una alarma de que el día 4 de enero saldrá a la venta la última película de este director y la opción de reservar el artículo al momento. O, si en tu agenda del móvil tienes reservado que el próximo sábado haces una cena en tu casa, la nevera puede enviarte una notificación al móvil avisando de que no hay comida suficiente y que deberías ir a comprar y que tu único hueco en la agenda es el viernes por la tarde. Parece lejano, incluso fantasioso, pero imagínate a ti mismo, puede que el año que viene te encuentres en esas situaciones.

Las redes sociales han jugado y, todavía están jugando el papel fundamental tanto para un uso privado como para el uso de las empresas y, para ello, hay que destacar la persona que se ha especializado, la nueva profesión que ha nacido de estas redes, el social media – el Community Manager. Tiene un papel muy importante, más del que todos pensamos. Esta figura no sólo se encarga de administrar y controlar las redes sociales de una empresa, sino de saber cómo utilizar esas herramientas fundamentales de la empresa para conseguir los objetivos y propósitos marcados, normalmente llegar al usuario deseado, hacer que interactúe y que conozca tu marca. El Community Manager, en ocasiones, debe salir de esos “posts” y ser un aliado del usuario, debe interactuar con él, incluso llegar a creer que es todo un juego. Lo hizo así el Community Manager de RENFE (Red Nacional de Ferrocarriles Españoles.

Written by

No Comments Yet.

Leave a Reply

Message