7 razones para utilizar apps en la comunicación interna

La periodista Débora Slotnisky del diario argentino La Nación me invitó a escribir una columna acerca de cómo se pueden aprovechar las apps para desarrollar la comunicación interna en las empresas. Les comparto aquí mi texto:

Una aplicación móvil es un programa que nos permite hacer cosas. Millones. Inimaginables. Hay apps para todo y los comunicadores internos también estamos aprovechándolas para:

1. Sumar: Las apps pueden ser, en sí mismas, medios de comunicación con sus propias características, lógicas y contenidos.

2. Complementar: Además pueden convertirse en versiones simples de otros medios de comunicación que ya existen en la empresa, desde luego adaptando sus contenidos a una impronta mobile, y de este modo complementarlos, enriquecerlos y sinergizarlos.

3. Simplificar: Las apps nos brindan usabilidad a un clic. Alientan la elaboración, distribución y consumo de mensajes breves, directos y específicos. Son ideales para lo que yo denomino las “snack communication”.

4. Agilizar: Generan acceso instantáneo a los contenidos, llegan al “bolsillo” del personal. Las apps son un oasis en dentro de las redes mediáticas que construyen las empresas, las cuales muchas veces infoxican al personal y lo desalientan a buscar información.

5. Personalizar: Nos permiten segmentar el mensaje al máximo, hacerlo llegar a las personas que queremos y cuando queremos.

6. Trascender: El personal tiene siempre su móvil encima, con lo cual las apps nos permiten trascender la frontera hogar-trabajo, ir más allá de los círculos primarios de influencia.

7. Cocrear: Son excelentes medios para potenciar la cultura participativa, el pensamiento, el trabajo y la comunicación en red, las prácticas P2P, la interacción descentralizada y el desarrollo de comunidades.

Ahora, un baño de realidad: la tecnología no hace nada por sí misma. Mi abuelo me dio, hace muchos años, la mejor lección sobre esto. Era 1996, yo había conectado por primera vez Internet en mi casa y lo llamé para mostrarle todo lo que podía hacer en la Web. Recuerdo que él miró el monitor, luego me miró a mí, respiró y dijo: “Está bien, pero un tonto con Internet sigue siendo un tonto”. No me animé a preguntarle si lo había dicho por mí.

Las apps son un medio lleno de potencialidades, pero que, como toda tecnología, necesita una estrategia sólida. O como diría mi abuelo: un mal mensaje va a seguir siendo malo por más que esté en una app.

*Blog Todo significa de Alejandro Formanchuk

Written by

No Comments Yet.

Leave a Reply

Message